Download E-books Einstein: Su vida y su universo (HISTORIAS) PDF

By Walter Isaacson

La biografía definitiva de Albert Einstein, uno de los iconos del siglo XX y su mayor genio.

Albert Einstein es uno de los científicos más importantes de los angeles historia y un icono del siglo XX. ¿Cómo funcionaba su mente? ¿Qué le hizo un genio? ¿Cómo period el hombre detrás de los angeles celebridad?

Walter Isaacson, que tuvo acceso a los archivos de Einstein, ofrece un extraordinario retrato del personaje y de su época, así como un fascinante relato de su vida. A partir de su correspondencia privada, cuenta cómo un funcionario de patentes imaginativo e impertinente (un mal padre con un matrimonio complicado, incapaz de conseguir un empleo en l. a. universidad ni un doctorado) logró desvelar los secretos del cosmos y comprender los misterios del átomo y del universo. Su creatividad estaba ligada a su rebeldía. Su éxito se basó en cuestionar las verdades aceptadas y en asombrarse ante cuestiones que otros consideraban mundanas.

Reseñas:

«Espléndida, un gran trabajo de investigación con mucho fabric inédito. Una obra basic y definitiva.»
Amir D. Aczel, The Boston Globe

«Walter Isaacson ha logrado un retrato completo de Einstein. Con un estilo ágil que disimula su atención al detalle y a los angeles precisión científica, nos lleva a un maravilloso viaje por los angeles vida, los angeles mente y l. a. ciencia de un hombre que cambió nuestra visión del universo.»
Brian Greene, autor de El tejido del cosmos

«Una biografía extraordinaria de un gran hombre. Walter Isaacson ha conseguido reflejar a Einstein como ser humano y al tiempo explicar profundos conceptos físicos. Su biografía se lee con placer y logra que el gran científico vuelva a l. a. vida.»
Murray Gell-Mann, Premio Nobel y autor de El quark y el jaguar

«Magnífica. los angeles biografía más completa de Einstein para el gran público. Una narración excelente.»
Sharon Begley, Newsweek

Show description

Read or Download Einstein: Su vida y su universo (HISTORIAS) PDF

Best Biography books

Steven Spielberg: The Unauthorized Biography

Steven Spielberg is among the so much profitable film-makers in heritage. His hits contain "Jaws", "Close Encounters of the 3rd Kind", "ET: The Extra-Terrestrial", "Jurassic Park" and "Schindler's List". This biography charts Spielberg's profession from his boyhood 8mm domestic videos to the epic sweep of "Schindler's record" and past.

Young Orson: The Years of Luck and Genius on the Path to Citizen Kane

At the centennial of his beginning, the defining wunderkind of contemporary leisure will get his due in a groundbreaking new biography of his early years—from his first forays in theater and radio to the muse and making of Citizen Kane. within the background of yankee pop culture, there is not any extra dramatic story—no speedier or loftier ascent to the top of luck and less tragic downfall—than that of Orson Welles.

Joan of Arc: A History

From the writer of the acclaimed She-Wolves, the complicated, fantastic, and fascinating tale of 1 of the main extraordinary girls of the medieval world—as by no means advised sooner than. Helen Castor tells afresh the gripping tale of the peasant woman from Domremy who hears voices from God, leads the French military to victory, is burned on the stake for heresy, and finally turns into a saint.

The Campaigns of Alexander (Penguin Classics)

'His ardour used to be for glory purely, and in that he used to be insatiable'Although written over 400 years after Alexander’s loss of life, Arrian’s Campaigns of Alexander is the main trustworthy account of the fellow and his achievements we now have. Arrian’s personal event as an army commander gave him precise insights into the lifetime of the world’s maximum conqueror.

Additional resources for Einstein: Su vida y su universo (HISTORIAS)

Show sample text content

Imaginaron que podría ser inmóvil y que l. a. Tierra se deslizaba libremente a través de él. Imaginaron que l. a. Tierra podría arrastrar consigo partes de él al desplazarse, formando una especie de burbuja parecida a los angeles de su propia atmósfera. Incluso consideraron l. a. unbelievable posibilidad de que l. a. Tierra fuera el único objeto en reposo con respecto al éter, y que todo lo demás en el cosmos girara a su alrededor, incluyendo a los otros planetas, el Sol, las estrellas, y quizá también al pobre Copémico revolviéndose en su tumba. Uno de los experimentos que se realizaron, y del que Einstein diría más tarde que había resultado «de basic importancia en l. a. teoría de los angeles relatividad especial»,[6] fue el del físico francés Hippolyte Fizeau, que trató de medir los angeles velocidad de los angeles luz en un medio en movimiento. Para ello, dividió un rayo de luz con un espejo semirreflectante que enviaba una parte del rayo a través del agua en l. a. misma dirección en los angeles que esta fluía y los angeles otra parte en l. a. dirección contraria. Luego ambas partes del rayo volvían a juntarse. Si los angeles luz empleaba más tiempo en recorrer una de las dos trayectorias, entonces las crestas y valles de sus ondas no estarían sincronizados con los de las ondas del otro rayo. Los investigadores podrían saber si tal cosa ocurría, o no, observando el patrón de interferencia resultante al volver a juntar las dos ondas. Otro experimento distinto, y mucho más famoso, fue el realizado en Cleveland, en 1887, por Albert Michelson y Edward Morley, quienes construyeron un artefacto que dividía un rayo de luz de modo comparable y enviaba una parte —en una trayectoria de ida y vuelta— hasta un espejó situado al ultimate de un brazo que se extendía en l. a. misma dirección del movimiento de l. a. Tierra, mientras que l. a. otra parte viajaba —también en una trayectoria de ida y vuelta— a lo largo de otro brazo situado perpendicularmente al primero. Una vez más, se volvieron a juntar las dos partes del rayo y se analizó el patrón de interferencia para ver si los angeles trayectoria perpendicular al supuesto «viento del éter» requería más tiempo. Pero lo cierto es que, con independencia de quién observara, de cómo observara o de los supuestos que hiciera sobre el comportamiento del éter, nadie period capaz de detectar aquella escurridiza sustancia. Independientemente de qué se moviera o de cómo se moviera, lo que se observaba period que l. a. velocidad de los angeles luz period exactamente l. a. misma. De modo que los científicos, no sin cierto embarazo, dirigieron su atención a encontrar explicaciones al hecho de que el éter existiera pero no pudiera detectarse por medio de ningún experimento. A principios de l. a. década de 1890, Hendrik Lorentz —el cosmopolita y agradable padre holandés de los angeles física teórica— y, de manera independiente, el físico irlandés George Fitzgerald, concibieron l. a. hipótesis de que los objetos sólidos se contraían ligeramente cuando se movían a través del éter. l. a. denominada «contracción de Lorentz-Fitzgerald» hipotéticamente lo encogía todo, incluidos los brazos de medición empleados por Michelson y Morley, y lo hacía justo en l. a. magnitud exacta para hacer que el efecto del éter en los angeles luz resultara indetectable.

Rated 4.17 of 5 – based on 36 votes